Prótesis dental

La prostodoncia es la especialidad encargada del diagnóstico y diseño de las piezas que sustituyen a los dientes perdidos en la boca. De esta manera recuperamos la función y corregimos y/o prevenimos el desequilibrio que se produce desde el momento en que desaparece alguno de nuestros dientes.

Existen diferentes opciones dependiendo del estado del hueso y los dientes. Podremos dividirlas como fijas o removibles (se pueden poner y quitar) o también como prótesis apoyadas sobre el diente y estructuras propias del paciente, o apoyadas sobre un elemento artificial como los implantes. 

Prótesis fija 

Este tipo de tratamiento es comúnmente conocido como “puentes”. Consiste en reemplazar los dientes perdidos apoyándonos en los dientes presentes en la boca. Se realiza un tallado de preparación en los dientes contiguos existentes, para poder adherir la estructura creada por el protésico en el laboratorio, que reproduce tamaño, color, forma y función de toda la zona afectada.

En los últimos años la odontología y los materiales han evolucionado aportándonos, hoy en día, resultados más estéticos y menos invasivos. Ya hay que olvidar aquellos márgenes negros de las coronas y puentes antiguos. Aunque pase el tiempo seguirán viéndose blancos como el primer día gracias al zirconio.

Prótesis sobre implantes

El uso de implantes nos permite dar una solución conservadora a la ausencia de una sola pieza, varias, o incluso reponer la boca al completo si fuera necesario. Cuando tenemos que reemplazar un mayor número de piezas, podemos sustituir cada una de ellas por un implante, usar un implante para reponer dos piezas o usar varios implantes sobre los que colocaremos la prótesis completa, ofreciendo una solución fija más cómoda que las dentaduras clásicas. 

La gran ventaja del tratamiento de prótesis sobre implantes, es que no se dañan los dientes, ni estructuras adyacentes para reponer las piezas.

Prótesis dental removible

Las prótesis dentales removibles son las más conocidas y tradicionales, ya que durante años han sido prácticamente la única solución en grandes pérdidas dentarias. Son las que conocemos como dentadura postiza. Hoy en día, gracias a la multitud de opciones disponibles que nos aportan más ventajas, solo se recomienda su uso cuando no es viable colocar un implante por el deterioro del hueso. 

Son soportes acrílicos o metálicos sobre los que se colocan los dientes postizos imitando nuestros dientes. A veces se incluyen pequeñas imperfecciones o gracias a fotografías antiguas se imita el aspecto original del paciente, para dar una mayor naturalidad.

Solicite
información

Si tienes cualquier duda, estamos para ayudarte.

Pide una
segunda opinión

Un mismo problema puede resolverse desde diferentes enfoques. Si quieres
que estudiemos tu caso, te informaremos de todas las opciones disponibles en tu
tratamiento.

Quiero
una cita

Realizamos una valoración de tu caso sin compromiso. Tu primera cita es
gratuita.

Contacto

¿En qué podemos ayudarte?

1º VISITA GRATUITA, PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Si tienes cualquier duda, estamos para ayudarte.