Ortopedia dentofacial

A partir de los 6 años es importante que los niños sean revisados por un ortodoncista. Cada vez es más frecuente ver alteraciones en el desarrollo de los huesos del maxilar y la mandíbula a una edad temprana. Podemos encontrar alteraciones por un exceso o un déficit en el crecimiento de estos huesos o incluso una combinación de ambas situaciones. En estos casos, intervenir de manera temprana nos aporta el equilibrio necesario para un correcto desarrollo en los siguientes años del niño, con lo que evitaremos tratamientos más complejos en un futuro que podrían llegar incluso a necesitar intervención quirúrgica. 

Los tratamientos de ortopedia dentofacial pretenden diagnosticar y tratar tanto la posición como el tamaño de los huesos. Al estar aún en crecimiento nos permite moldearlos y adecuar la base sobre la que van a salir los dientes adultos, facilitando la colocación de los mismos. A nivel dentario, nos encontramos en la fase conocida como dentición mixta, donde conviven dientes de leche con dientes de adulto. Los aparatos que se utilizan están adaptados a esta etapa de cambio continuo, aportando una guía durante este proceso. 

Las alteraciones en el crecimiento esquelético se pueden dar en los tres planos del espacio (anchura, longitud o altura). 

En el plano transversal podemos encontrarnos con un maxilar demasiado estrecho o demasiado amplio. Esto va a impedir que al morder encajen los dientes en una posición adecuada, produciendo una desviación mandibular involuntaria que busca la acomodación de la misma y acaba provocando un crecimiento asimétrico.

El plano longitudinal se observa más claramente de perfil. Cuando nos fijamos en el mentón, podemos ver una mandíbula más prominente o más retraída de lo normal. Otra zona donde solemos ver cambios provocados por las alteraciones en este plano, son los pómulos, veremos un moflete más destacado o un aplanamiento de esa zona de la cara. 

 

El signo más alarmante para los padres es cuando los dientes inferiores muerden por delante de los superiores. Esta maloclusión se conoce como mordida cruzada anterior.

Por el contrario, una separación excesiva entre los dientes superiores e inferiores, resalte aumentado, incrementará las posibilidades de fractura en “las paletas” ya que tendrán una mayor inclinación hacia afuera.

Existen otras alteraciones menos evidentes que también nos indicarán que es necesario un tratamiento temprano de ortopedia.

Verticalmente, debemos fijarnos en la zona anterior. Cuando le decimos al niño que cierre la boca o que junte los dientes, en ocasiones veremos que se queda una separación entre el arco superior e inferior, lo que se conoce como mordida abierta, ya que no llega a existir un contacto completo de los dientes. Esta alteración está frecuentemente relacionada con el hábito de chuparse el dedo o el uso de chupete más allá de los tres años.

De forma opuesta, podemos observar que los dientes superiores tapan por completo los incisivos inferiores produciendo un bloqueo en el desarrollo de la arcada inferior. Esto se conoce como sobremordida.

La posición y el tamaño de los huesos de la cara influye en funciones tan importantes como la respiración, la deglución, la fonación y la masticación, entre otras. Por ello, es vital realizar un diagnóstico precoz del desarrollo dentofacial de nuestros hijos. Un elemento importante a analizar cuando vemos a los niños en consulta es la aparición de hábitos como el de morder objetos o uñas, una masticación unilateral, con la predominancia de uno de los lados, la respiración incorrecta por la boca, la posición inadecuada de la lengua al tragar, etc. Cuando aparecen estos hábitos (parafunciones) hay que corregirlos para evitar cambios estructurales como los que hemos descrito anteriormente y que afectarían a los tres planos del espacio.

Tratamientos Ortodoncia

Solicite
información

Si tienes cualquier duda, estamos para ayudarte.

Pide una
segunda opinión

Un mismo problema puede resolverse desde diferentes enfoques. Si quieres
que estudiemos tu caso, te informaremos de todas las opciones disponibles en tu
tratamiento.

Quiero
una cita

Realizamos una valoración de tu caso sin compromiso. Tu primera cita es
gratuita.

Contacto

¿En qué podemos ayudarte?

1º VISITA GRATUITA, PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Si tienes cualquier duda, estamos para ayudarte.