Implantes

Gracias a los implantes podemos reponer las piezas perdidas. Es importante hacerlo de manera temprana tras la pérdida del diente original, para evitar la pérdida del hueso, alteraciones o dificultades en la masticación, desplazamientos o cargas excesivas de las piezas sanas y por tanto fracturas que perjudican al equilibrio y funcionamiento de nuestra boca. La pérdida de uno solo de nuestros dientes, desencadenará una serie de alteraciones y efectos adversos en nuestra boca

En la mayoría de los casos se realizan implantes diferidos, ya que el paciente acude al especialista cuando ha pasado un tiempo de la pérdida de la pieza original. En este caso nos encontramos con el hueso ya cicatrizado y listo para iniciar el proceso de implantes siempre y cuando no exista una gran pérdida ósea que requiera de otros procedimientos previos a su colocación. 

Cuando perdemos una pieza dental, el hueso también comienza un proceso de remodelación dónde disminuirá la altura, anchura y densidad ósea, a medida que avanza el tiempo. Por eso es importante que repongamos de forma temprana las piezas perdidas de la mano de un especialista que analice cada caso y lleve a cabo un tratamiento individualizado y adaptado al paciente. Siempre que es posible se coloca el implante de manera inmediata tras la extracción de la pieza afectada evitando la pérdida de hueso.

Para colocar un implante…

  1. Diagnóstico: para evaluar cada caso realizaremos un registro de tu boca, fotografías, y un TAC en 3D. 
  2. Colocación: la colocación es un procedimiento sencillo y preciso, sobre todo si optas por la cirugía guiada o la colación de un implante inmediato, ya que el proceso será más rápido y más cómodo.
  3. Cicatrización: Es el periodo que necesita el implante de integración en el hueso, normalmente es de unos tres meses. Durante este tiempo el implante queda enterrado y no llevaremos diente, a no ser que se opte por una carga inmediata.
  4. La corona: Una vez cicatrizado el implante, tomamos registros de la boca para elaborar la corona a medida. Pasados unos días colocaremos la corona de manera definitiva.
  5. Cuidados: Es imprescindible que adquiramos nuevos hábitos de higiene y asistir con regularidad a las
    revisiones para el mantenimiento de los implantes.

Straumann

En nuestra clínica apostamos por las primeras marcas para ofrecer tratamientos de calidad con un respaldo científico y una empresa innovadora. Straumann con más de 60 años de experiencia es una marca líder donde la precisión suiza y la excelencia contribuyen al ajuste perfecto entre los dientes naturales y los implantes añadidos. 

Para nosotros es importante la transparencia con nuestros pacientes por lo que siempre entregamos el pasaporte de implantes para que tengan a su disposición toda la información sobre el tratamiento realizado. Esta información es vital a la hora de realizar el mantenimiento necesario. 

Gracias a la gran gama de implantes y materiales que ofrece Straumann podemos individualizar el tratamiento según las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones estéticas y de calidad.

Cirugía guiada y planificación 3D

Antes de colocar un implante se realizará un diagnóstico completo de las estructuras adyacentes y la función masticatoria. Entre otras cosas se evaluará la calidad y cantidad de hueso, el tipo de encía, los dientes compañeros y el estado de salud general del paciente. 

Hace unos años la planificación del tratamiento de implantología venía marcada por el estado del hueso, por lo que el implante se realizaba en el lugar donde el hueso tuviera una mayor calidad y densidad. Esto provocaba que el paciente tuviera que adaptar su forma de masticar a la nueva situación, reduciendo en muchos casos la funcionalidad y el acceso a la higiene en la nueva pieza. 

Gracias a las nuevas técnicas de regeneración ósea, hoy en día, es el implante el que debe adaptarse a nuestra boca. Para ello realizamos un procedimiento de planificación más complejo a través del cual determinamos el punto exacto dónde debe colocarse. Para ello se realiza un TAC (disponible en nuestra consulta), modelos de la boca y fotografías que nos permiten crear un archivo digital listo para la planificación 3D

El análisis de todos estos datos nos permitirán determinar la colocación de nuestra muela, elegir el tipo de implante, la posición y la orientación del mismo. Una vez terminada la planificación se fabrica una guía de implantes que nos va a permitir transferir con exactitud todas las mediciones realizadas antes del día de la cirugía. Esto nos aportará mayor precisión y fiabilidad en el resultado de nuestros tratamientos y una mayor comodidad para el paciente.

Implantes inmediatos

Utilizamos este término para referirnos al implante que se coloca de forma inmediata tras una extracción dental. En ocasiones, especialmente si estamos en una zona visible, también se coloca la corona del diente de una manera inmediata, acortando los tiempos de espera que habitualmente requieren de unos meses de cicatrización y regeneración de la zona.

Aunque es la opción ideal, no siempre puede llevarse a cabo. Cuando existe una gran pérdida ósea es necesario hacer una regeneración previa al implante. Por otro lado, si el paciente presenta una infección previa en la zona, hay que esperar a que remita. 

En Clínica Dental DOR contamos con un equipo multidisciplinar para evaluar todos los factores determinantes y ofrecerte una solución a medida para ti.

Injerto de hueso y elevación de seno

En algunas ocasiones, antes de iniciar un proceso de rehabilitación dental, los pacientes acuden a consulta con defectos óseos que dificultan o incluso imposibilitan la colocación del implante. Para solucionar estas carencias se han desarrollado técnicas quirúrgicas de regeneración que nos permiten tratar un mayor número de casos y con un mejor resultado.

En los tratamientos de regeneración se colocan materiales que rellenan o estimulan la producción de hueso en las zonas de pérdida, esto se conoce como injertos de hueso. 

Uno de los procesos regenerativos más habitual es la elevación de seno. En el hueso maxilar existen dos senos a ambos lados de la nariz que están íntimamente relacionados con nuestros dientes superiores. Cuando perdemos una pieza dental de esa zona, estas cavidades aumentan su tamaño perdiéndose altura de hueso en el maxilar. Esta pérdida provoca que en ocasiones la altura no sea suficiente para poner el implante. Para solucionarlo es necesario colocar hueso en la zona del seno para aumentar la altura permitiendo la colocación del implante con seguridad.

Solicite
información

Si tienes cualquier duda, estamos para ayudarte.

Pide una
segunda opinión

Un mismo problema puede resolverse desde diferentes enfoques. Si quieres
que estudiemos tu caso, te informaremos de todas las opciones disponibles en tu
tratamiento.

Quiero
una cita

Realizamos una valoración de tu caso sin compromiso. Tu primera cita es
gratuita.

Contacto

¿En qué podemos ayudarte?

1º VISITA GRATUITA, PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Si tienes cualquier duda, estamos para ayudarte.