Apnea del sueño

¡La apnea del sueño puede estar afectando tu vida más de lo que piensas! Si has estado luchando con la somnolencia diurna, la falta de energía y la dificultad para concentrarte, es posible que estés experimentando sus síntomas. La apnea es un trastorno común que puede afectar a cualquier persona, pero a menudo se pasa por alto. En este blog, vamos a explorar los síntomas y las causas de la apnea del sueño, y te proporcionaremos información sobre los tratamientos disponibles para ayudarte a dormir mejor y mejorar tu calidad de vida.

Si crees que podrías estar sufriendo de apnea del sueño o simplemente estás interesado en aprender más, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la apnea del sueño?

Es un trastorno respiratorio del sueño en el que la respiración se detiene o se vuelve superficial durante breves períodos de tiempo mientras se duerme. Estos episodios de interrupción de la respiración pueden ocurrir varias veces por hora durante toda la noche y pueden llegar a provocar la interrupción del sueño, lo que puede dar lugar a otros problemas de salud.

Tipos de apnea del sueño:

Existen tres tipos de apnea del sueño:

 

Apnea obstructiva del sueño (AOS): Es el tipo más común y se produce cuando las vías respiratorias superiores se obstruyen, lo que impide que el aire llegue a los pulmones. Esto puede deberse a la relajación excesiva de los músculos de la garganta o a un agrandamiento de sus tejidos blandos, lo que hace que la persona afectada tenga dificultad para respirar durante el sueño.

Apnea central del sueño (ACS): En este tipo de apnea del sueño, la respiración se interrumpe porque el cerebro no envía las señales adecuadas a los músculos respiratorios, lo que causa una disminución o cese completo de la respiración. Este tipo de apnea del sueño es menos común que la AOS.

Apnea mixta o apnea compleja del sueño: Este tipo de apnea del sueño es una combinación de la AOS y la ACS, y es menos común que las otras dos formas.

¿Cuáles son los síntomas de la apnea del sueño?

Los síntomas de la apnea del sueño pueden variar de una persona a otra, y por ello algunas personas pueden no ser conscientes de que tienen este trastorno. Los más comunes son:

Ronquidos fuertes y regulares durante la noche.

Interrupciones en la respiración mientras se duerme, a menudo observadas por otra persona.

Jadeos al respirar durante el sueño.

Somnolencia diurna excesiva o fatiga.

Dolores de cabeza matutinos.

– Dificultad para conciliar el sueño o insomnio.

Despertarse con frecuencia durante la noche.

– Dificultad para concentrarse durante el día.

– Cambios en el estado de ánimo, como irritabilidad o depresión.

– Problemas de memoria o de atención y aprendizaje.

– Disminución de la libido.

Sudores nocturnos.

Ronquidos y apnea del sueño

Los ronquidos pueden ser un síntoma de la apnea del sueño, especialmente en la apnea obstructiva del sueño. Los ronquidos ocurren cuando el flujo de aire se obstruye parcialmente en las vías respiratorias superiores, lo que provoca una vibración en los tejidos blandos de la garganta.

Aunque los ronquidos no siempre son un signo de esta enfermedad, en algunos casos pueden ser un síntoma temprano y significativo. Es importante buscar la opinión de un especialista si se experimentan ronquidos fuertes o interrupciones del sueño, ya que estos pueden afectar la calidad del sueño y la salud en general.

El doctor puede ordenar una prueba del sueño para determinar si la apnea del sueño está presente y establecer un plan de tratamiento adecuado como el uso de férulas antirronquidos.

Insomnio y apnea del sueño

Aunque el insomnio y la apnea del sueño son dos trastornos diferentes, algunas personas que tienen apnea del sueño también pueden experimentar el insomnio. Esto se debe a que las interrupciones frecuentes del sueño pueden hacer que sea difícil volver a dormirse, lo que puede llevar a la falta de sueño y otros síntomas asociados con el insomnio.

Cansancio, fatiga diurna y sueño

El cansancio y la fatiga son síntomas comunes de la apnea del sueño porque las interrupciones frecuentes del descanso pueden hacer que una persona no tenga un sueño reparador. A menudo, las personas con apnea del sueño no son conscientes de que se despiertan durante la noche, pero este despertar parcial interrumpe el sueño profundo, mermando su calidad.

Si una persona experimenta cansancio durante el día, independientemente de la cantidad de tiempo que haya dormido durante la noche, es importante buscar la opinión de un profesional médico para buscar el origen de estos síntomas y solucionarlos.

¿Cuándo debo consultar con un doctor?

Debería consultar a un médico si experimenta los síntomas de apnea del sueño que hemos comentado: ronquidos fuertes, pausas en la respiración durante el sueño, somnolencia diurna excesiva, cansancio o fatiga, dolores de cabeza matutinos frecuentes, dificultad para concentrarse, irritabilidad, ansiedad o depresión.

También es importante buscar atención médica si tienen antecedentes familiares de apnea del sueño, una estructura facial anormal, una enfermedad cardíaca previa o un trastorno endocrino, como hipotiroidismo.

¿Cómo puede ayudarme el dentista con mi apnea del sueño?

En muchos casos, un dentista es el primer punto de contacto para la apnea del sueño. Los dentistas especializados en medicina dental del sueño como la Dra. Isabel Ortiz Reche pueden evaluar la gravedad de la apnea del sueño y recomendar un tratamiento personalizado. Esto puede incluir la fabricación de un dispositivo oral específico para mantener las vías respiratorias abiertas, recomendación de terapia con CPAP, cambios en el estilo de vida y otros tratamientos.

Por otro lado, en ocasiones los pacientes con apnea del sueño tienen una mandíbula inferior pequeña o una lengua grande y eso es lo que provoca la obstrucción de las vías respiratorias durante el sueño. Los dispositivos orales creados por el odontólogo son dispositivos personalizados a cada paciente que se colocan en la boca y que ayudan a mantener las vías respiratorias abiertas durante el sueño, hablaremos de ellos más adelante.

Además, los pacientes con apnea del sueño pueden sufrir de rechinar los dientes (bruxismo) y problemas de la articulación temporomandibular (ATM) debido a la tensión y el estrés relacionados con la apnea del sueño. El dentista también deberá tratar estos problemas con dispositivos orales que ayuden a proteger los dientes y la mandíbula.

En cuanto a otros problemas asociados, cuando se sufre de apnea, también se puede tener un mayor riesgo de enfermedad periodontal, debido a la inflamación y la falta de oxígeno en los tejidos de las encías. El dentista te ayudará a tratar la enfermedad periodontal y será clave en la prevención de futuras patologías.

En resumen, la odontología desempeña un papel crucial en el diagnóstico y tratamiento de la apnea del sueño, así como en la gestión de los problemas de salud bucal relacionados con esta.

Tratamientos de la apnea del sueño y otras recomendaciones.

El tratamiento de la apnea del sueño puede variar según la gravedad y la causa subyacente del trastorno. A veces, el especialista puede combinar diferentes tratamientos para lograr el mejor resultado posible. Algunos de ellos son:

– Cambios en el estilo de vida: Se recomiendan para las personas con apnea del sueño leve a moderada. Esto puede incluir perder peso, evitar el consumo de alcohol y tabaco antes de dormir, dormir de costado en lugar de boca arriba y realizar ejercicios de la lengua y la garganta.

– El CPAP, (presión positiva continua en las vías respiratorias) es un tratamiento común para la apnea del sueño de moderada a grave. Consiste en una máquina que suministra aire a través de una mascarilla facial, ayudando a mantener las vías respiratorias abiertas durante el sueño.

Cirugía: En algunos casos puede ser necesaria para tratar la apnea del sueño. Los tipos de cirugía pueden variar desde la eliminación de las amígdalas o adenoides hasta la reconstrucción quirúrgica de las vías respiratorias superiores.

Dispositivos orales: son dispositivos personalizados que se colocan en la boca y ayudan a mantener las vías respiratorias abiertas durante el sueño, reduciendo las pausas en la respiración y los ronquidos. Estos dispositivos pueden incluir dispositivos de avance mandibular o dispositivos de retención de lengua. Antes de recomendar un dispositivo oral, el dentista especialista en medicina del sueño evaluará su historial médico y realizará un examen oral para determinar si es un candidato adecuado para el dispositivo. También trabajarán en colaboración con su médico para coordinar otros tratamientos.

Férula de avance mandibular o férulas antirronquidos.

Las férulas antirronquidos son dispositivos que se utilizan para tratar los ronquidos y la apnea del sueño. Estas férulas son dispositivos personalizados a cada paciente que se ajustan a los dientes superiores e inferiores y se utilizan para mantener la mandíbula en una posición hacia adelante durante el sueño, lo que puede ayudar a mantener las vías respiratorias abiertas disminuyendo el problema.

Dispositivos de retención de lengua:

Estos dispositivos mantienen la lengua en una posición hacia adelante, lo que ayuda a mantener abiertas las vías respiratorias y prevenir la obstrucción durante el sueño.

Férula de descarga:

La férula de descarga es un dispositivo que se utiliza para tratar el bruxismo o rechinamiento de dientes. Aunque no es un tratamiento específico para la apnea del sueño, en algunos casos, puede ayudar a reducir la gravedad de sus síntomas. Se coloca en la boca durante la noche ayudando a prevenir el rechinamiento de los dientes y la tensión muscular en la mandíbula. Al mantener la mandíbula en una posición más adelantada, la férula de descarga también puede ayudar a mantener las vías respiratorias abiertas durante el sueño y reducir la gravedad de la apnea.

Es importante tener en cuenta que la férula de descarga no es un tratamiento para la apnea del sueño en sí mismo y no es efectiva en todos los casos.

Dilatadores nasales:

Los dilatadores nasales son dispositivos que se colocan en las fosas nasales para ayudar a mantener las vías respiratorias abiertas durante el sueño y reducir la gravedad de la apnea del sueño. Estos dispositivos funcionan al ensanchar las fosas nasales y aumentar el flujo de aire a través de la nariz.

Los dilatadores nasales son una opción de tratamiento para personas que tienen problemas de obstrucción nasal, ya sea por una desviación del tabique nasal, congestión nasal o cualquier otra causa. Estos dispositivos son especialmente útiles para personas que respiran principalmente por la nariz mientras duermen.

Aunque los dilatadores nasales no son una solución para todos los casos de apnea del sueño, pueden ser una opción de tratamiento efectiva en combinación con otras terapias.

Aunque podemos encontrar dilatadores nasales en multitud de tiendas, es posible que estos sean de menor calidad o estén diseñados para un uso más general, en lugar de ser específicos para tratar la apnea del sueño. Los dilatadores nasales diseñados para la apnea del sueño se ajustan a la forma y tamaño de las fosas nasales de cada persona y suelen estar hechos de materiales más resistentes y duraderos. Por otro lado, los dilatadores nasales personalizados y recetados por un dentista especializado en trastornos del sueño se ajustan a las necesidades específicas de cada paciente.

El dentista realiza un examen exhaustivo para determinar la causa de la apnea del sueño y elige el dilatador nasal que mejor se adapta a cada caso. Además, el dentista también proporciona orientación y asesoramiento sobre cómo usar y cuidar los dilatadores nasales, y monitoriza el progreso del tratamiento para asegurarse de que el dispositivo está funcionando correctamente y de que no haya efectos secundarios no deseados.

 

Apnea del sueño en niños y adolescentes

La apnea del sueño en niños y adolescentes puede presentar algunas diferencias en comparación con la apnea del sueño en adultos.

Síntomas: En niños y adolescentes, los síntomas de la apnea del sueño pueden incluir problemas de conducta, dificultades de aprendizaje, hiperactividad, retraso en el crecimiento, enuresis nocturna (mojar la cama) y despertares nocturnos.

Causas: La apnea del sueño puede estar relacionada con el agrandamiento de las amígdalas y adenoides, lo que puede obstruir las vías respiratorias superiores.

Tratamiento: En la apnea del sueño en niños y adolescentes, el tratamiento puede incluir la extirpación de las amígdalas y adenoides y también, como en los adultos, el uso de dispositivos CPAP, dispositivos de avance mandibular, o disyunción palatina para ampliar el área nasal, así como cambios en el estilo de vida o evitar dormir boca arriba.

Es importante tener en cuenta que la apnea del sueño en niños y adolescentes puede tener graves consecuencias si no se trata adecuadamente, como problemas de aprendizaje, crecimiento y desarrollo. Por lo tanto, si se sospecha de apnea del sueño en un niño o adolescente, es importante buscar atención médica y seguir las recomendaciones del médico o dentista tratante.

Test apnea del sueño

El diagnóstico de la apnea del sueño se realiza a través de un examen clínico y pruebas de sueño específicas. El especialista en trastornos del sueño puede realizar un examen físico para evaluar los síntomas y factores de riesgo del paciente, así como realizar pruebas para medir la calidad del sueño y la cantidad de interrupciones en la respiración.

Una de las pruebas de diagnóstico más comunes para la apnea del sueño es la polisomnografía, que implica el monitoreo de la actividad cerebral, la actividad muscular, la frecuencia cardíaca y la respiración durante el sueño. Esta prueba se realiza en un laboratorio del sueño y se utiliza para evaluar la gravedad y el tipo de apnea del sueño que el paciente puede estar experimentando.

También existe una prueba de diagnóstico en el hogar, conocida como monitorización domiciliaria del sueño, que utiliza dispositivos portátiles para medir la actividad cerebral, la frecuencia cardíaca, la respiración y la saturación de oxígeno en la sangre durante el sueño. Esta prueba es menos invasiva que la polisomnografía y puede ser una opción para pacientes que prefieren la comodidad de su hogar.

«La máquina para la apnea del sueño»

La máquina para la apnea del sueño más comúnmente prescrita es la terapia de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés), que utiliza un dispositivo de máscara facial conectado a un compresor de aire para mantener las vías respiratorias abiertas y prevenir la interrupción de la respiración durante el sueño. El CPAP proporciona un flujo de aire constante que mantiene las vías respiratorias abiertas y puede mejorar la calidad del sueño al reducir los síntomas.

Además del CPAP, existen otras máquinas que pueden ayudar en el tratamiento de la apnea del sueño, como los dispositivos de terapia de presión de dos niveles (BiPAP) que ajustan la presión de aire para inhalar y exhalar, los dispositivos de flujo de aire variable (VAuto) que ajustan la presión automáticamente en función de las necesidades del paciente y los dispositivos de posicionamiento que ayudan a mantener la cabeza y el cuello en una posición que facilite la respiración.

Es importante recordar que el tipo de máquina y tratamiento prescrito dependerá de la gravedad y el tipo de apnea del sueño que el paciente tenga, así como de la evaluación y recomendación del médico.

¿Cuáles son las causas de la apnea del sueño?

La apnea del sueño puede tener diversas causas:

Obstrucción de las vías respiratorias: es la causa más común de la apnea del sueño y se produce cuando los músculos de la garganta se relajan y obstruyen las vías respiratorias durante el sueño.

Anomalías anatómicas: ciertas estructuras anatómicas, como la mandíbula, la lengua o las amígdalas, pueden ser anormalmente grandes o tener una forma que dificulte la respiración durante el sueño.

Obesidad: las personas con obesidad tienen más probabilidades de desarrollar apnea del sueño debido al exceso de tejido adiposo en la garganta que puede obstruir las vías respiratorias.

Edad: la apnea del sueño es más común en personas mayores debido al debilitamiento de los músculos de la garganta.

Consumo de alcohol y sedantes: el consumo de alcohol y sedantes puede relajar excesivamente los músculos de la garganta y aumentar el riesgo de apnea del sueño.

Enfermedades subyacentes: ciertas enfermedades como el síndrome de Down, la hipertensión arterial, la diabetes y otras afecciones pueden aumentar el riesgo de apnea del sueño.

Es importante señalar que la apnea del sueño puede ser el resultado de una combinación de factores, y que la evaluación y diagnóstico preciso de un especialista en trastornos del sueño es esencial para determinar la causa y el tratamiento adecuado.

¿Cuándo es grave la apnea del sueño?

La gravedad de la apnea del sueño se determina por la cantidad de eventos de apnea e hipoapnea que ocurren por hora de sueño durante el estudio del sueño, lo que se conoce como el índice de apnea-hipopnea (IAH).

La apnea del sueño se considera leve si el IAH es de 5 a 14 eventos por hora, moderada si el IAH es de 15 a 29 eventos por hora, y grave si el IAH es de 30 o más eventos por hora. En general, cuanto mayor sea el IAH, mayor será el riesgo de complicaciones para la salud a largo plazo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la gravedad de la apnea del sueño no siempre se correlaciona con la gravedad de los síntomas. Algunas personas con apnea del sueño leve pueden experimentar síntomas graves, mientras que otras con apnea del sueño grave pueden tener pocos o ningún síntoma. Por lo tanto, es importante que las personas consulten a un médico si tienen sospechas de apnea del sueño, independientemente de la gravedad que se pueda medir en el estudio del sueño.

¿Cómo debe dormir una persona con apnea del sueño?

Para mejorar los síntomas de la apnea del sueño, es importante que una persona adopte una postura adecuada para dormir. Algunas recomendaciones:

– Dormir de lado en lugar de boca arriba puede ayudar a prevenir la obstrucción de las vías respiratorias y reducir los ronquidos.

Elevar la cabeza. Usar una almohada elevada puede ayudar a abrir las vías respiratorias y reducir los síntomas de la apnea del sueño.

Evite el alcohol y las drogas sedantes horas antes de dormir, ya que pueden relajar los músculos de la garganta, lo que empeora la apnea del sueño.

Riesgos y problemas de salud relacionados con la apnea del sueño.

Complicaciones derivadas de la apnea del sueño.

La apnea del sueño no tratada puede aumentar el riesgo de padecer una serie de problemas de salud como:

Hipertensión arterial: La apnea del sueño puede elevar la presión arterial, lo que puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Enfermedades cardíacas: Relacionado con el punto anterior, las personas con apnea del sueño tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas, como insuficiencia cardíaca, arritmias cardíacas y enfermedad coronaria.

Diabetes tipo 2: La apnea del sueño puede aumentar el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Accidentes cerebrovasculares: La apnea del sueño también puede aumentar el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares.

Depresión y ansiedad: Las personas con apnea del sueño no tratada pueden tener un mayor riesgo de sufrir ambos trastornos.

Problemas de memoria y concentración: La apnea del sueño puede afectar la capacidad de una persona para concentrarse y recordar información, por ello también puede afectar al aprendizaje.

Problemas sexuales: La apnea del sueño puede reducir la libido y causar disfunción eréctil en los hombres.

Aumento de peso: La apnea del sueño puede hacer que una persona tenga más dificultades para perder peso.

Accidentes de tráfico por somnolencia y falta de descanso.

En conclusión…

La apnea del sueño es una condición médica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Si bien hay muchas opciones de tratamiento disponibles, es importante buscar la ayuda de un profesional de la salud para encontrar la solución adecuada.

Si sospechas que puedes estar sufriendo de apnea del sueño, no dudes en hablar con tu dentista de confianza. Un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado pueden mejorar tu calidad de vida y prevenir complicaciones graves de salud a largo plazo. En Clínica Dental DOR podemos trabajar contigo para encontrar la solución adecuada para tus necesidades y ayudarte a dormir mejor. No ignores los síntomas de la apnea del sueño y toma medidas para cuidar tu salud hoy mismo.

Solicite
información

Si tienes cualquier duda, estamos para ayudarte.

Pide una
segunda opinión

Un mismo problema puede resolverse desde diferentes enfoques. Si quieres
que estudiemos tu caso, te informaremos de todas las opciones disponibles en tu
tratamiento.

Quiero
una cita

Realizamos una valoración de tu caso sin compromiso. Tu primera cita es
gratuita.

Contacto

¿En qué podemos ayudarte?

1º VISITA GRATUITA, PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

Si tienes cualquier duda, estamos para ayudarte.